Esta cremosa sopa vegana es una de las más populares y de fácil preparación. Además, cuenta con vitaminas y minerales esenciales que contrarrestan la falta de consumo de algunos productos populares. Por ejemplo, cuenta con potasio, vitamina A, fosforo, magnesio, calcio y yodo.

Esta crema es originaria del Extremo Oriente. Por ello se ven reflejados tradicionalmente ingredientes de esta región. Por ejemplo, cuenta con leche de coco y jengibre fresco.

Las zanahorias, por otra parte, originalmente no eran naranjas. Pues, solo se encontraban de este color en finales de temporada. Además, eran muy bien conocidas sus propiedades en cuanto a vitaminas y minerales.

Por otra parte, era muy popular utilizar jengibre fresco para esta sopa. Pues, de esta forma se lograba conseguir un sabor más característico. Además, tradicionalmente se añadía comino molido para aportar más sabor a la preparación. Y, comúnmente se presenta con unas pequeñas hojas de cilantro en el medio.

Este sin duda alguna, se ha convertido en una receta bastante económica y popular entre los veganos. Pues, realmente esta crema aporta una gran cantidad de beneficios para la salud. Y, desde hace mucho tiempo se ha ido implementando ciertas modificaciones dependiendo de las regiones en donde se consuma.