La dieta vegana está basada completamente en una dieta totalmente vegetal que hace eco de la vitamina B12 como suplemento dietético, en la cual se prohíbe comer carne, pescado, huevos, productos lácteos y productos de abejas como la miel.

Es un régimen respetuoso con el medio ambiente y el bienestar animal. Los principios fundamentales de la dieta vegana equilibrada son los que mencionamos a continuación.
La dieta vegana va un paso más allá que la dieta vegetariana. De hecho, además de la carne y el pescado, prohíbe el consumo de todos los productos derivados de la explotación de animales. Además de la dieta, el veganismo también prohíbe a menudo el uso de productos animales en cosméticos  (lana, cuero, etc.).

Otro principio es que la dieta vegana debe ser equilibrada y variada. A pesar de los alimentos prohibidos, las necesidades de diferentes nutrientes deben ser cubiertas por alimentos vegetales alternativos y de buena calidad.

Los veganos extienden esta filosofía a muchas opciones cotidianas: no usan seda, cuero o lana, no toman drogas cuyos excipientes son de origen animal o cosméticos que contienen ingredientes de explotación animal.

La pérdida de peso no es el objetivo de la dieta vegana. Sin embargo, cocinar vegano requiere cocinar en casa y evitar todos los productos industriales y procesados. La dieta vegana es una forma de vida en lugar de una dieta, no hay fecha de finalización. Es una dieta que a menudo se sigue durante toda la vida por razones de salud, ética, apoyo al reino animal y vegetal, etc.

Existen alimentos permitidos y prohibidos en una dieta vegana equilibrada:

Todos los alimentos del reino vegetal se encontrarán en el plato vegano, incluidos vegetales, granos integrales, semillas y frutas oleaginosas, así como sus derivados (como las leches vegetales), aceites vegetales y frutas.

En la dieta vegana, la carne, el pescado y los huevos deben prohibirse por completo. También productos lácteos, la mantequilla, la miel y la gelatina. De hecho, incluso si la fabricación de estos productos no requiere la matanza del animal, todavía resulta de su explotación.

Muchos veganos favorecen esta dieta por razones de salud, ya que esta dieta puede prevenir ciertas enfermedades como las de origen cardiovascular.

Con el consumo muy frecuente de frutos oleaginosos ricos en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados y la ausencia de grasas animales, por ende el sistema cardiovascular se mantiene fortalecido, rara vez las personas veganas sufren de hipertensión o diabetes, lo que es un referente positivo para una sociedad altamente consumista y expuesta a riesgos por elevado consumo de hidratos de carbono y azúcares.

Como datos curiosos debemos informarte que 82% es el increíble crecimiento del negocio de productos veganos durante el año 2018.
Solo en Europa el mercado de bebidas vegetales y yogur vegetal ha crecido significativamente, las bebidas vegetales muestran un aumento del 89% durante este período mientras que los yogures vegetales han tenido un 87% de consumo masivo.