Sin embargo, como parte del menú, puedes encontrar alimentos nocivos para la salud, lo que hace que la comida vegana no sea siempre sana. Entre ellos puedes encontrar todo tipo de postres, dulces, frituras como papas fritas, pizzas.

Las proteínas que aportan las carnes rojas, son suplantadas por lentejas, nueces y leche de soya, mientras que el calcio que aporta la leche y el queso, lo compensa el brócoli, las almendras, o el jugo de naranja. Con respecto a la vitamina D que dejan de consumir en la comida vegana, la suplen exponiéndose más a la luz solar, con la intención de recuperar el contenido y nutrientes de la misma, es por ello que tienen la obligación de exponerse más que las personas que la consumen.

Un dato curioso que nos ofrece la comida vegana, es que al evitar comer carnes rojas, el olor de nuestro cuerpo humano, nos causa más sensualidad, mejorando lo relacionado al sexo.

Las personas que consumen comida vegana, generalmente son aquellas que no solamente no comen carne de animal, sino que detestan o le dan asco todo lo relacionado con este estilo, es decir, para la ropa, no utilizan ningún tipo de cuero de algún animal, tampoco utilizan cosméticos que se deriven de estos, o simplemente sean probados en animales ni productos farmacéuticos.

Si consumes comida vegana con la intención de perder peso, déjame informarte que no estás en lo correcto, ya que en la mayoría de estas dietas, proponen consumir una minoría de carne, además, como se mencionó anteriormente, también se consumen dulces que no ayudan a este fin.

Por otra parte, se tiene que el país que consume más comida vegana es la India, seguido por Israel, Taiwán e Italia, respectivamente.