Historia del plato

Existen muchas leyendas alrededor de este manjar, pero entre ellas, la más popular nos relata que este dulce proviene de Andalucía, España; aproximadamente en algún año del siglo XVI, cuando era ya común utilizar la manteca de cerdo para elaborar distintas recetas de repostería.

Luego, durante el siglo XIX se cuenta que una mujer llamada Filomena Ruiz vendía mantecados, otro dulce español muy típico. Ella quería idear algo parecido al mantecado pero que se diferenciara por ser más fresco que en la versión clásica. Es así como juntó los ingredientes y formas de elaboración que dieron vida al postre que se conoce hoy.

Desde este momento, se fue popularizando este plato por toda Andalucía; y ya en el siglo XX se incrementó la producción de este dulce, volviéndolo muy conocido en toda España, hasta que fue trascendiendo hasta llegar a muchos más países, convirtiéndose en un platillo típico español internacional.

Características del platillo

También conocido como polvorones, el polvorón es un platillo dulce definido como torta que se elabora con harina, azúcar, canela y manteca de cerdo, aunque con el pasar de los años también se ha preparado con manteca de vaca.

Al polvorón se le suele añadir coco rallado, almendras y semillas de sésamo, y para darle otro toque de sabor, en Andalucía se suelen preparar especialmente en épocas festivas, en navidades al preparar los polvorones se suelen servir junto a pedazos pequeños de turrón.

En zonas de España como Castilla y Navarra se suele acompañar con una taza de chocolate caliente, y los polvorones los elaboran con los mismos ingredientes tradicionales.

Estos dulces son muy deseados por las personas veganas, pero como no pueden consumir manteca de cerdo o de vaca lo elaboran con distintos aceites, como de oliva o aceite de girasol.