Ravioles de seco

Los Ravioles de seco son una alternativa deliciosa y diferente para disfrutar en la cocina. Con sabores intensos y exóticos, esta receta peruana combina ingredientes únicos como el ají amarillo y el seitán, creando una combinación de sabores irresistibles. Su preparación puede requerir un poco más de esfuerzo, pero el resultado final vale completamente la pena. Una delicia para los amantes de la cocina internacional.

Plato Principal
1 hora
2 Porciones
Vegana

Los ravioles de seco son una deliciosa preparación que combina sabores intensos y frescos.

Se preparan con seitán dorado, guisantes tiernos y un toque de culantro y perejil.

Al cocinarlos, los sabores se intensifican y se funden perfectamente, creando una experiencia culinaria única.

Una opción perfecta para sorprender a sus seres queridos en cualquier ocasión.

Ingredientes

Masa de wantan

4 Filetes de seitán

½ Cebolla morada

1 Diente de ajo

1 cucharilla de Ají amarillo molido

1 Puñado de perejil picado

½ taza de Guisantes

½ taza de Culantro licuado

Chicha de jora, vino blanco, tofu, queso vegano

Preparación

Paso 1 : En una olla mediana, se calienta un poco de aceite de oliva y se dora el ajo y la cebolla picados finamente.

Paso 2 : Luego, se agrega la pasta de ají amarillo y se doran los filetes de seitán hasta que estén bien dorados por ambos lados.

Paso 3 : A continuación, se añade el culantro, el perejil y los guisantes, junto con el vino o chicha de jora si se prefiere, de lo contrario, se agrega un poco de agua.

Paso 4 : Se ajusta la sazón y se deja cocinar unos minutos para que el seitán absorba los sabores y los guisantes se cocinen y queden tiernos.

Paso 5 : Después de este paso, se retiran los filetes del guiso, se pican finamente y se reservan con un poco de salsa del guiso.

Paso 6 : En una superficie plana, se separan las láminas de wantan y se coloca un poco del relleno en el centro de cada una.

Paso 7 : Se cierran los ravioles en forma de triángulo, asegurando que los extremos queden sellados al humedecerlos con un poco de agua.

Paso 8 : Si es necesario, se puede presionar los extremos con un tenedor para asegurar el cierre.

Paso 9 : Luego, se cocinan los ravioles en agua hirviendo abundante hasta que estén al dente.

Paso 10 : Una vez listos, se pueden servir los ravioles acompañados de la salsa restante por encima.

Paso 11 : ¡A disfrutar!